Dra. Vanessa Neumann

Los JJOO y Quién Nos Representa

Las cuatro medallas (una de oro y dos de plata) que se ha ganado Venezuela en los Juegos Olímpicos en Tokio han generado mucha polémica. Los venezolanos quienes amamos a nuestra patria, pero no a la tiranía de Maduro, hemos tenido que lidiar con emociones y opiniones en conflicto. 

Mientras por un lado nos ha llenado de orgullo nacional (que hemos gritado por todas las redes sociales) al ver nuestros connacionales montados ante el mundo en el podio de ganadores — y más aún con el récord mundial de Yulimar Rojas, «la mejor atleta en la historia del atletismo» según la emisora británica BBC — también nos ha decepcionado verlos agradecer al régimen y sus «entidades de seguridad» que tanto oprimen a los venezolanos. 

¿Cómo podemos procesar eso? Y otra pregunta relacionada: ¿nos representan?

Será por mi tendencia diplomática o experiencia en reconciliación en conflictos armados, yo digo que, como todo lo venezolano, hay que entenderlo en contexto, y buscar lo que nos une para salir adelante.

Primero, la relación entre los deportes y los deportistas con la política es muy compleja. Los deportes siempre quieren ser una zona libre de política; los deportistas quieren hacer su deporte y ser los mejores atletas que puedan. Ya hay bastante política en todo el resto de nuestras vidas. Sin embargo, también los deportes se han usado como un punto de entrada para la reconciliación y sanar las comunidades después de conflicto. El fútbol y el beisbol en particular son usados para sanar a los niños y sus comunidades después de períodos violentos en África o Latinoamérica. También siempre los deportes han sido una oportunidad para quienes tienen talento físico salir de la pobreza y evitar su inclusión en bandas criminales u otras actividades delictivas. ¿Cuántos deportistas estadounidenses del fútbol americano o baloncesto han hablado abiertamente de esto en sus entrevistas en los medios?

Creo que las declaraciones de nuestros deportistas olímpicos se deben entender en estos contextos que conocemos tan bien: es el actual Comité Olímpico venezolano que les ha dado esa oportunidad de perfeccionar su talento y representar su país — y eso por eso indudablemente están realmente agradecidos. Pero aún más allá de eso, otra consideración es que es a Venezuela donde tienen que volver, con todos los controles y represión posible tantos a ellos personalmente como a sus familiares. Este último punto lo entiende cualquier venezolano. 

Lo que sí definitivamente nos representa es el talento, la fuerza física y espiritual del venezolano echado pa’lante. Lo que sí nos representa es esa capacidad de surgir al escenario mundial a pesar de tantas circunstancias adversas. En el momento que haya un nuevo Comité Olímpico en una nueva Venezuela, apuesto que estos mismos deportistas querrán seguir con su deporte y estarán agradecidos con esa nueva entidad que les dará esa oportunidad. 

Entonces a mi juicio, no debemos permitir que la tiranía nos quite nuestra alegría ni nuestro orgullo patriótico. Yo prefiero entender en contexto las experiencias y puntos de vista de nuestros connacionales y luchar por una Venezuela que le de oportunidad a cualquiera que quiera ejercer su talento con pasión, así enalteciendo a todo un país en reconciliación y reconstrucción. Busquemos más allá de la superficie, al alma y deseos humanos que nos unen. 

trabajemos para que en una futura Venezuela todos nuestros sueños tengan chance de hacerse realidad y podemos gritar por todo el mundo: ¡Soy venezolano!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_VE